El secreto de los decoradores de interiores, para combinar muebles y paredes

Casi todas las personas en algún momento de su vida, han tenido que hacerse cargo de un espacio propio que decorar. Hay quienes la musa de la inspiración los hacen descubrir un talento innato para ello, en tanto que muchas otras personas, terminan por fracasar estrepitosamente en el entendido del carácter de la decoración.

Sin embargo, lo que la gran mayoría desconoce, es que ser un diseñador de interiores, nos e trata de una cualidad innata, sino que ésta se va desarrollando y perfeccionando con el tiempo y en la medida en la cual se empieza a colocar énfasis en el espacio, distribución de muebles, además de las luces y colores que predominan en el lugar.

Es por todo esto, que en esta oportunidad este post se ha desarrollado pensando en esas personas, que tienen la ilusión de personalizar un rincón de su hogar (puede ser toda la casa, oficina u otro espacio), pero que sin embargo, no tiene la más mínima idea de por dónde empezar.

Pues bien, el primer paso, es estudiar bien el espacio con el que se cuenta, de tal manera que los muebles elegidos para la decoración no resulten muy exagerados en tamaño o por el contrario no resalten dentro de un gran salón.

Ahora, ya definido este paso, la siguiente tarea, es lograr armonizar los colores del ambiente. Y es aquí donde se necesita contar con una guía colorimétrica  básica, que nos muestre que colores se llevan mejor y cuales definitivamente no deberíamos combinar.

El color de las paredes y de los muebles ¿Qué elegir primero?

En ocasiones, no tendrás esta posibilidad, sino que tendrás que ajustar uno de estos elementos en base al color que ya se tiene sobre el otro. Pero si tuvieses la posibilidad de elegir, procura siempre iniciar con las paredes, pues sobre la base de ese color, girará el resto de la decoración.

Por ello, si la habitación es de tamaño reducido, lo ideal es pintar sus paredes en colores claros, que agreguen luminosidad y apariencia espaciosa. Por el contrario, si lo que buscas es disimular el gran tamaño de dicha habitación. Opta por colores oscuros.

Ahora bien, si ya los muebles son los que cuentan con un color definido, no te angusties, todavía te quedan alternativas a elegir. Hay la posibilidad de generar un contraste, en donde el mueble más grande del área, se convierta en foco principal del mismo y su color resalte por encima del resto.

También, puedes elegir colores en las paredes en la misma gama que el mueble, pero unas tonalidades más bajas. O bien, Si se trata de muebles estampados, un buen truco resulta, en elegir uno de los colores del diseño (no necesariamente el más resaltante) y pintar las apredes con el.Y como dato final, considera siempre, el principio 60, 30,10. En donde el 60% corresponderá al color predominante del lugar, 30% al secundario y el 10% a esos puntos o detalles que crean contraste.

Comments Off on El secreto de los decoradores de interiores, para combinar muebles y paredes

Filed under General

Comments are closed.